Bienvenidos

Siempre me he preguntado de qué estarán hechos los sueños para tener ese sabor tan rico. Yo vivo el mío en compañía de mi familia y de la gente maravillosa que la vida me ha ido trayendo. 

¿Me acompañas tú también?

Verdad beso o atrevimiento

En febrero de 2020, deprimida y en pleno duelo por la muerte de su tía – su madre adoptiva y su último familiar vivo- , la escritora Blanca Corceño regresa a la casa familiar en Santander a tramitar la herencia. Allí se reencuentra con Javi, su primer novio, y la familia de éste, con los que mantiene una estrecha y cercana relación. Mientras repasa los acontecimientos de su vida pasada y trata de aclarar sus sentimientos con respecto a los dos hombres que ama, la sorprende el confinamiento impuesto por la pandemia de COVID-19.

La convivencia con Javi y su familia, sus circunstancias personales y las consecuencias derivadas de la pandemia darán un nuevo rumbo a su existencia.

Cueto, en tierra de ingleses y piratas

Este libro recopila una colección de siete cuentos que recogen las leyendas ancestrales del Lugar de Cueto -transmitidas de forma oral de generación en generación- y las anécdotas de la vida cotidiana de sus habitantes a lo largo de los siglos. 

Personajes tan variopintos como piratas, labradores, indianos e ingleses son los protagonistas de estos relatos en los que se esconde un trozo de verdad aderezado, al gusto, con la imaginación de los narradores orales y la de la escritora.

Cueto, en tierra de ingleses y piratas

Este libro recopila una colección de siete cuentos que recogen las leyendas ancestrales del Lugar de Cueto -transmitidas de forma oral de generación en generación- y las anécdotas de la vida cotidiana de sus habitantes a lo largo de los siglos. 

Personajes tan variopintos como piratas, labradores, indianos e ingleses son los protagonistas de estos relatos en los que se esconde un trozo de verdad aderezado, al gusto, con la imaginación de los narradores orales y la de la escritora.

Única

Luna y Polaris eran las mejores amigas del firmamento. Desafortunadamente, una noche Polaris comenzó a sentir envidia de su amiga, pues pensó que en comparación con Luna, ella era un ser insignificante y nada valioso.

Pero Luna sabía que su amiga era única y estaba dispuesta a hacer todo lo necesario para demostrárselo.

¿Conseguirá Polaris darse cuenta de que posee cualidades que la hace única y especial?

Bruja, súper granuja requetémalvaduja

En la familia de Brunequilda todas las mujeres son unas brujas, súper granujas, requetemalavadujas. Pero Brunequilda no quiere serlo.

¿Se atreverá a contar a su familia qué quiere ser? ¿Aceptarán en su familia su verdadera vocación? ¿O pese a su deseo tendrá que seguir la saga familiar de brujas, súper granujas, requetemalvadujas?

Bruja, súper granuja requetémalvaduja

En la familia de Brunequilda todas las mujeres son unas brujas, súper granujas, requetemalavadujas. Pero Brunequilda no quiere serlo.

¿Se atreverá a contar a su familia qué quiere ser? ¿Aceptarán en su familia su verdadera vocación? ¿O pese a su deseo tendrá que seguir la saga familiar de brujas, súper granujas, requetemalvadujas?

Malena

Malena es una princesa que nació sin corazón y por lo tanto, no puede tener sentimientos. No sabe lo que es el amor, la ilusión, la alegría, el miedo, la tristeza o el enfado. A Malena no le importa su situación, pero sus padres desean que su hija tenga sentimientos y por eso ofrecen una fortuna a quien sea capaz de fabricar un corazón para la princesa. 

Pronto, varios artesanos del reino, llegan a palacio con los corazones que han fabricado para la princesa. ¿Le servirá alguno a la princesa Malena?

Sobre mí

Durante un tiempo pensé que la hipérbole y una pésima calificación en el colegio fueron las responsables de que empezase a escribir. Entonces tenía 12 años y era una terrible estudiante de lenguaje, de las que hasta septiembre no aprobaban la asignatura con un suficiente agónico. Pero reconozco que la diversión que sentí mientras armaba aquella historia, y la indiferencia que me causó que mi profesora creyese que yo no la había escrito, supusieron la toma de conciencia de que, de mayor, quería ser escritora. 

Con el paso de los años, me di cuenta de que esa inclinación natural me había acompañado durante toda la infancia. La costumbre de imaginar cómo continuaba el capítulo de una serie, o acostar a mis muñecos tras contarles un cuento, fueron mis primeros pasos en el mundo de las letras.

Pero saber lo que quieres ser de mayor y atreverte a realizarlo son cosas distintas. Yo encontré ese valor en el reto que me ofreció el Taller Telemundo Escritores. Desde entonces, vivo contando historias.

Sobre mí

Durante un tiempo pensé que la hipérbole y una pésima calificación en el colegio fueron las responsables de que empezase a escribir. Entonces tenía 12 años y era una terrible estudiante de lenguaje, de las que hasta septiembre no aprobaban la asignatura con un suficiente agónico. Pero reconozco que la diversión que sentí mientras armaba aquella historia, y la indiferencia que me causó que mi profesora creyese que yo no la había escrito, supusieron la toma de conciencia de que, de mayor, quería ser escritora. 

Con el paso de los años, me di cuenta de que esa inclinación natural me había acompañado durante toda la infancia. La costumbre de imaginar cómo continuaba el capítulo de una serie, o acostar a mis muñecos tras contarles un cuento, fueron mis primeros pasos en el mundo de las letras.

Pero saber lo que quieres ser de mayor y atreverte a realizarlo son cosas distintas. Yo encontré ese valor en el reto que me ofreció el Taller Telemundo Escritores. Desde entonces, vivo contando historias.